Elige que categorias deseas ver
¿Qué está pasando con las lluvias? ¿Qué tan grave es la situación? ¿Qué es esto del fenómeno de El Niño? ¿Hasta cuándo va a llover?

Las clases en varios sectores del país aún no comienzan, videos de buses siendo arrastrados por el agua inundan las redes sociales y varios líderes piden que se cancelen los Juegos Panamericanos. Las lluvias han encendido la alarma a lo largo del Perú y tienen en vilo a los pobladores de las áreas más vulnerables.

¿Qué está pasando con las lluvias? ¿Qué tan grave es la situación? ¿Qué es esto del fenómeno de El Niño? Vamos por partes.

Entendiendo el fenómeno

Vamos a ponernos algo escolares aquí para entender bien qué es lo que está pasando. El Niño es un fenómeno climático en el que esencialmente ocurren dos cosas, que son las más perceptibles:

1. Incremento dramático en la intensidad de las lluvias

2. Incremento en la temperatura del aire

¿Y por qué ocurre esto? La respuesta, en simple, es porque el mar se calienta más de lo normal. Y se calienta porque entran aguas cálidas al océano junto a las costas del Perú y Ecuador, que normalmente son más frías.

El Niño del 97-98:

via GIPHY

¿Y por qué se llama El Niño? Porque se asocia a la corriente del Niño, a la que los pescadores del puerto de Paita (que queda en Piura) pusieron el nombre al notar que las aguas se calentaban cerca a la Navidad (cuando llega el niño Jesús para los cristianos) y los peces desaparecían de la superficie.

Entonces, en resumen, lo que ocurre es lo siguiente: se calienta el mar en la costa del Perú porque entran aguas más cálidas que se mantienen en la superficie. Este calentamiento del agua aumenta también la temperatura general del aire. El aumento de temperatura lleva a la formación y acumulación de más nubes lo que deviene en lluvias intensas y tormentas.

Entonces, las consecuencias son pérdidas en pesca, lluvias intensas, huaicos, periodos húmedos, daños en la agricultura, entre otros.

Empezaron las lluvias

Si retrocedemos un poco en el tiempo recordaremos que a inicios del año varios sectores del país estaban en emergencia por una sequía. Incluso, tuvo que haber cortes de agua para racionar y no quedarnos sin reservas. Pues bien, la situación se revirtió en poco menos de dos semanas y empezamos a ver la caída de huaicos y el desborde de ríos. Esta vez se tuvo que cortar el agua, pero porque los desbordes y huaicos trajeron consigo lodo y mucha suciedad.

Ya para inicios de febrero teníamos dos versiones de lo que ocurría. El Comité Multisectorial Encargado del Estudio Nacional del Fenómeno de El Niño (Enfen) anunció que las condiciones para un fenómeno de El Niño débil se estaban dando. Por otro lado, el "hombre del tiempo", Abraham Levy, advirtió que las lluvias se trasladarían al norte que aún permanecía algo seco, aunque descartó que las lluvias tuvieran algo que ver con El Niño.

Lo cierto es que las lluvias siguieron y han alcanzado niveles preocupantes.

Emergencia en Piura

En las últimas semanas, la región más golpeada por las lluvias ha sido Piura. Tormentas eléctricas sorprendieron a los pobladores y las lluvias provocaron inundaciones en el centro de la ciudad y ocasionaron en la muerte de tres personas.

Las lluvias devinieron en la caída de árboles incluso dentro de la ciudad. Si bien ciudadanos de Piura revelaron que ha habido una mejora, especialmente en el drenaje del agua en el centro de la ciudad, los daños que dejan las lluvias hasta el momento se cuentan en millones de soles. Hasta el 8 de marzo los datos son los siguientes según Gestión:

11,246 damnificados

166,389 afectados

S/ 354,075,458 como pérdida total estimada entre vivienda, salud, turismo, agricultura y otros.

*Damnificados son quienes sufren daños severos y requieren ayuda humanitaria inmediata. Afectados son quienes sufren daños menores y podrían requerir ayuda humanitaria.

Estos datos podrían aumentar en los siguientes días.

La peor lluvia en Trujillo de los últimos 50 años

Ayer, desde las 4:00 pm, inició una lluvia intensa en Trujillo que se convirtió en la peor en 50 años. Según el Servicio Nacional de Hidrología y Meteorología (Senamhi), tras una hora y 25 minutos de precipitaciones, se acumularon 17 litros de agua por metro cuadrado.


Lluvias hacia el sur

Abraham Levy, "el hombre del tiempo", explicó que ahora las lluvias se están moviendo hacia el sur y que es poco probable que la intensidad de precipitaciones en Piura y Tumbes vuelva a como ha estado en las últimas semanas. Por eso la mayor intensidad de precipitaciones en Trujillo.

No obstante, una alerta del Senamhi pronostica que en las próximas horas los departamentos más afectados serán Áncash, Cajamarca, Tumbes, La Libertad, Lambayeque y Piura. En los tres últimos la alerta es de nivel 4, la más alta. El pronóstico es que las lluvias se mantengan hasta fines de abril.

Lima y el centro

Chosica, Lurín, Pucusana, San Bartolo, Mala, Cañete y otros muchos distritos también han sido afectados por las constantes precipitaciones.

El tránsito en la Panamericana Sur y en la Carretera Central ya ha sido interrumpido en varias ocasiones y el puente “Clarita” colapsó al aumentar el caudal del río Cañete tras una madrugada de intensas lluvias.

El gobernador de Lima, Nelson Chui, asegura que el 70% de los distritos de la región están afectados. De estos, 70 han sido declarados en emergencia y 14 están en proceso. Ante la situación, ha solicitado S/ 22 millones para comprar maquinarias que permitan mitigar los daños.

Río Lurín en alerta roja

El río Lurín, en Cieneguilla, tiene en vilo a los ciudadanos en cieneguilla desde ayer. El caudal ha alcanzado niveles históricos y ayer derribó un muro de contención. Alcanzó este martes un nivel máximo de 70 a 80 m3/segundo, cuando su caudal promedio es de 23 m3/seg y 4 puentes tuvieron que ser cerrados.

El desborde ha afectado la vía principal y Antioquia ha quedado aislado.


Otras zonas afectadas

En Ica, el desborde del río del mismo nombre inundó la Panamericana Sur, donde un bus se volcó al intentar cruzar. En Chincha Baja, el río Matagente se desbordó y ha dejado a más de 100 familias afectadas.

En Arequipa, la salida del río Siguas ha dejado un fallecido y un desaparecido y el corte de agua potable llevó a suspender las clases escolares.

En Cusco, el río Vilcanota aumentó su caudal. Huaicos en el Valle de la Convención han interrumpido el tráfico. Un colegio en Chinchero colapsó y en el kilómetro 104 de la vía Cajamarca - Ciudad de Dios, el río Jequetepeque ha erosionado la vía.

Peligros para la salud


Las intensas lluvias, las inundaciones, las aguas estancadas y el intenso calor contribuyen a la creación de un peligroso ambiente para la salud.

Existe así un alto riesgo de reproducción del zancudo Aedes Aegypti, el portador de enfermedades como el dengue, zika y chikungunya. Ante esto, el Ministerio de Salud ha recomendado tapar herméticamente los recipientes para almacenar agua y mantener un alto nivel de higiene en general.

El problema con los Juegos Panamericanos

Tras la crisis generada en Piura por las lluvias, el Apra presentó un proyecto de ley en el que buscan que el Perú renuncie a los Panamericanos y use los fondos (S/4,125,000) para reconstruir las zonas afectadas de Piura. Parece que la propuesta tiene el apoyo del fujimorismo y de Acción Popular.

Por otro lado, el Ejecutivo sostiene que hay suficientes fondos para cubrir lo de Piura y además para cumplir con los Juegos Panamericanos. De hecho, por más que el presupuesto asignado no alcance para cubrir los daños, que se estima están por los S/ 354,075,458, el Perú tiene líneas de crédito con organizaciones como la Corporación Andina de Fomento y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento - BIRF de hasta tres mil millones de dólares para este tipo de situaciones.

Sin embargo, todo parece indicar que el Congreso optará por cancelar los Panamericanos. Ya veremos qué pasa.