(EDITORIAL): Chicha o limonada
FUENTE: Difusión

2017-03-15 08:00:00

Altavoz 

Decir que deberíamos destinar el dinero de los Panamericanos para reconstruir Piura es presentarnos con una falsa dicotomía, una elección no necesaria. Podemos hacer ambos.


Los últimos días hemos visto cómo el norte del país sufre a causa de los desastres naturales. Tormentas eléctricas, lluvias torrenciales, ríos desbordados e incontables inundaciones que han tenido como resultado a miles de afectados, más de 600 colegios que no podrán iniciar clases y al menos 50 kilómetros de vías interrumpidas. Esta terrible situación nos ha llevado a preguntarnos por qué si sabemos que esto va a pasar, sigue generando tantos daños, por qué no hemos hecho mucho para evitar este desastre que se anunciaba desde hace algún tiempo. 

Ante esta terrible situación, la respuesta de la sociedad civil ha sido clara: juntar ayuda para los damnificados. El Consejo de Ministros se ha reunido en Piura y ya se han comenzado a destinar más recursos para aliviar la situación de los damnificados. Sin embargo, otras voces se han alzado para dar una nueva alternativa. “Creo que deberíamos orientar todos los recursos que pudieran invertirse en los Panamericanos a reconstruir el área norte y Piura”, señaló ayer el actual presidente de la Confiep, Roque Benavides, y se sumó a otras opiniones que pedían la suspensión de los Juegos Panamericanos para usar esos recursos para abordar la crisis que está viviendo Piura. Se han presentado proyectos de ley para que el dinero de los Panamericanos pueda ser usado para la emergencia del norte del país y hasta el gobernador de Piura ha salido a decir que no hay dinero suficiente para la reconstrucción.

Esto ha generado un intenso debate sobre si es posible retirarnos de la organización del evento deportivo y sobre si debemos realizarlo y gastar cerca de cuatro mil millones de soles. Si bien aún no tenemos un número exacto de cuánto costaría reconstruir el norte del país, podemos decir con seguridad que será un gasto significativo y tal vez exceda el dinero que tenemos destinado para estos desastres. Sin embargo, aún en esta circunstancia, no tenemos que elegir entre realizar los Panamericanos o reconstruir Piura, podemos hacer tranquilamente ambas.

Si bien no vivimos en un país en el que sobre la plata, hay un presupuesto designado para situaciones como esta. El gobierno central, el regional y el municipal de Piura tienen dinero designado para la reducción de vulnerabilidad y la atención de emergencias por desastres. Y el Perú tiene líneas de crédito con organizaciones como la Corporación Andina de Fomento y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento - BIRF de hasta tres mil millones de dólares para este tipo de situaciones.

Decir que deberíamos destinar el dinero de los Panamericanos para reconstruir Piura es presentarnos con una falsa dicotomía, una elección no necesaria. Podemos cumplir nuestra palabra y realizar el evento deportivo para el que postulamos hace unos años y que podría traer hartos beneficios para el país y también podemos destinar los recursos necesarios para afrontar la crisis que vive el norte del país. 



Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS