Elige que categorias deseas ver
"Y lo más triste es que, al aferrarse a las lecciones arcaicas que dictan sus libros, se oponen al progreso y a la civilización que el Ministerio ha propuesto planteando igualdad y tolerancia, pero sobre todo se oponen a la Educación, la única cosa que va a permitirles a ellos y a sus descendientes tomar mejores decisiones, crecer, desarrollarse, y evitar caer en estos sinsentidos"

Hace unos días vi en mi newsfeed un post con esa polémica pancarta que colgaron los de #ConMisHijosNoTeMetas en la Vía Expresa que dice “Igualdad de oportunidades ¡si! Igualdad de género ¡no!”, seguida de una notica acerca de que un cura del Próvolo italiano confesó que él y otros curas de su mismo círculo violaban a niños sordomudos con regular frecuencia. Quedé pasmado y realmente asqueado.

Es realmente absurdo que un porcentaje importante de la gente que se opone a lo que propone el Ministerio de Educación sea la misma que sigue una religión encabezada por numerosos individuos con cargos de abuso sexual (muchas veces a personas del mismo sexo), a quienes descaradamente defienden y encubren. Es contradictorio. También es absurdo que en una marcha de los opositores convivan frases como “no a la homosexualidad”, “no a la perversión”, “no a la homofobia”, y “no a la discriminación”. No sé si han visto ese video en el que entrevistan a un grupo de protestantes con pancartas contra la Unión Civil, y al intentar hablar con ellos repiten que solo quieren hablar de “la palabra de Dios”, hasta que sale un hombre a decir que él había sido homosexual y que le daba asco. Ahí lo antinatural es rechazarse a sí mismo por el furor colectivo delusional.

Y lo más triste es que, al aferrarse a las lecciones arcaicas que dictan sus libros, se oponen al progreso y a la civilización que el Ministerio ha propuesto planteando igualdad y tolerancia, pero sobre todo se oponen a la Educación, la única cosa que va a permitirles a ellos y a sus descendientes tomar mejores decisiones, crecer, desarrollarse, y evitar caer en estos sinsentidos. La idea es que las personas puedan tomar decisiones educadas, con conocimiento del tema. Citando a Marco Aurelio Denegri, “una persona culta o en proceso de serlo, no puede ser homófoba”

Finalmente, es totalmente lamentable que la oposición sea patrocinada por personas tan desagradables y llenas de odio como Philip Butters y la bancada fujimorista. Una vez más se está manejando a las masas con motivos políticos. Parafraseando a Richard Dawkins, la ideología religiosa no debe mezclarse con la política de estado. Y menos si solo nos hace retroceder.

En internet hay n nocitias sobre los curas del Próvolo.