Elige que categorias deseas ver
El vocero eclesiástico costarricense, Sixto Varela, opinó sobre la niña de 12 años que quedó embarazada tras ser violada por su padre.

En la ciudad de Matina, Costa Rica, una niña de a penas 13 años de edad ha quedado embarazada luego de haber sido violada, en diciembre de 2016, por su propio padre. Según informó la madre de la víctima, la niña continuaría con la gestación pues en dicho país la interrupción del embarazo es ilegal inclusive en casos de violación sexual. 

En medio del escándalo y del debate sobre el aborto que se ha reabierto a puertas de las elecciones electorales del 2018, las declaraciones de Sixto Varela, párroco y vocero eclesiástico, han dado de qué hablar. Varela aseguró a un periódico costarricense que la niña “tiene que agradecer a Dios este regalo y no sentirse culpable”.

Puedes leer: ¿Qué está pasando con Datazo Varón, "el único grupo de Facebook para machos alfa"?

Por otro lado, ofreció que la Iglesia brinde ayuda psicológica y material a la menor: “lo que pasa es que la doble moral que muchos viven, hace ver que es más fácil matar a un inocente y ya con eso solucionamos el problema", aseguró. 

"No quiere vivir"

La madre ha relatado que, tras regresar de la casa de su padre, la menor se encontraba muy "extraña y diferente", situación que despertó sus sospechas. Por otro lado, comentó que su hija no quiere comer y, además, que vomita mucho. 

“Cuando ella me dijo lo de su padre, le agarró mucho nervio y me dijo que no quería existir en el mundo, por lo que le estaba pasando. Ella ha estado muy depresiva, ahora estaba conversando con ella y me dijo que lo mejor era no tener al bebé, dijo que para ella es lo mejor", confesó. 

Puedes ver: "Los niños tienen pene y las niñas tienen vulva": un autobus madrileño en contra la transexualidad

Dato: Entre el 2014 y 2015, Costa Rica registró 1000 embarazos de madres menores de 14 años.