(EDITORIAL): Matrimonio para todos
FUENTE: El Universal

2017-01-11 08:00:01

Altavoz 

Esta sentencia, impensable hace un par de décadas, es una muestra de que cada vez hay una mayor aceptación del principio de igualdad jurídica. Puede que la sentencia sea revocada, pero al menos hoy estamos hablando y discutiendo sobre un tema de vital importancia para miles de peruanos.


El lunes fuimos testigos de una sentencia histórica. Por primera vez, el Poder Judicial reconoció un matrimonio entre dos personas del mismo sexo. Se trata de una sentencia de primera instancia que va a ser apelada, pero que implica un paso importante en la dirección correcta. Aunque no sabemos qué decidirá el juzgado de segunda instancia, lo cierto es que estamos más cerca que nunca de que el Reniec se vea obligada a reconocer el matrimonio que Oscar Ugarteche y Fidel Aroche celebraron en México.

No todos, por supuesto, se han alegrado con el hecho de que una instancia del Poder Judicial reconozca un matrimonio homosexual. Para muchos conservadores y religiosos, es una "aberración", un sinsentido y hasta una perversión que se acepte tal cosa como un matrimonio homosexual. Los argumentos son de lo más diversos: "Dios creó a varón y a mujer", "la homosexualidad es antinatural" y "el matrimonio tiene como único fin la reproducción".

Aunque ninguno de estos argumentos es correcto, tal vez la mejor manera de enfocar el tema sea haciéndonos las siguientes preguntas: ¿tiene una persona el derecho a heredar a su pareja el patrimonio que han construido juntos?, ¿tiene cada uno el derecho a decidir quién quiere que tome decisiones médicas por su cuenta en caso él no pueda hacerlo?, ¿tiene cada peruano el derecho a que la persona que ama reciba su pensión en caso que muera? Si las respuestas a estas preguntas son un rotundo sí, entonces no existe ningún motivo objetivo para rechazar el matrimonio homosexual.

El matrimonio, después de todo, no es más que un contrato que implica deberes y obligaciones hacia otra persona. No es requisito la capacidad de reproducción ni la crianza de hijos. De otro modo, debería estar prohibido que una pareja estéril se case a menos de que decida adoptar hijos. Y esto es a todas luces absurdo. Algunas personas se pueden casar para demostrarse que se aman, otras por los beneficios legales y otras porque quieren formar una familia. Lo único importante es que las partes que celebren el matrimonio lo hagan voluntariamente. De otro modo, tendríamos que argumentar por qué un homosexual no tiene derecho a decidir quién quiere que tome decisiones médicas por él y ello es un evidente sinsentido. Si los homosexuales tienen derecho a elegir voluntariamente los deberes y obligaciones que implica el matrimonio, entonces no hay nada que pueda argumentarse contra el matrimonio homosexual.

Siendo realistas, es poco probable que durante este gobierno se apruebe el matrimonio homosexual para todos los peruanos. De hecho, difícilmente se apruebe una propuesta más concesiva con los conservadores como la Unión Civil no matrimonial. Lo bueno, sin embargo, es que esta sentencia, impensable hace un par de décadas, es una muestra de que cada vez hay una mayor aceptación del principio de igualdad jurídica. Puede que la sentencia sea revocada, pero al menos hoy estamos hablando y discutiendo sobre un tema de vital importancia para miles de peruanos.


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS