Elige que categorias deseas ver
"¿Por qué le sigo teniendo fe a "Assassin's Creed"? Pues porque, al menos en el mediano plazo, es nuestra única opción."

No es ningún secreto que las películas basadas en videojuegos no han sido… las mejores, necesariamente. A diferencia del cine basado en cómics, que ha tenido el placer de deleitarnos con filmes verdaderamente sólidos como "El Caballero de la Noche" (un excelente thriller criminal), "Los Vengadores" (espectáculo puro y hecho con mucho esfuerzo y carisma) o "Capitán América y el Soldado del Invierno" (otro thriller, que mezcla lo mejor del realismo de las películas de DC, con el encanto del mundo Marvel), el cine basado en videojuegos no ha hecho más que fracasar una y otra vez.

De hecho, las pocas cintas tolerables basadas en un videojuegos no son más que eso… tolerables. Todavía no hemos podido ver la gran obra maestra, LA película que logre probar, de una vez por todas, que es muy posible desarrollar una buena historia con personajes tridimensionales y secuencias de acción, tensión y horror bien logradas, con un videojuego como base o fuente de inspiración principal.

Para mí, las únicas películas que se aproximan (muy de lejos) a todo esto han sido muy pocas y aunque funcionan como entretenimiento escapista, no le llegan ni a pisar los talones a los mejores filmes de cómics que se han podido ver en cines. Algunas de estas producciones son "Mortal Kombat" (un placer culposo, más que otra cosa), "Lara Croft: Tomb Raider" (un blockbuster cumplidor, aunque algo sonso) y "Silent Hill" (LA película que por primera vez logró plasmar con impresionante exactitud la atmósfera del juego en la pantalla grande).

Como pueden haberse dado cuenta, ninguna de esas películas está particularmente bien actuada o escrita. Son divertidas, de eso no hay duda, pero no son redondas.

El año pasado, no obstante, mucha gente tenía la esperanza de que "Warcraft" fuese a convertirse en la primera gran película basada en un videojuego. Después de todo, tenía todos los ingredientes necesarios para convertirse en un sólido blockbuster: un director-guionista extremadamente talentoso con experiencia en películas fantásticas (Duncan Jones, director de la fascinante "Moon" y la sólida "Código Fuente"), un reparto decente (desde el siempre subvalorado Ben Foster, hasta Dominic Cooper y Paula Patton), y efectos digitales aparentemente revolucionarios.


Y sí, la película LUCE muy bien y es por momentos emocionante. El problema es que funciona únicamente para los fanáticos. Todo aquel que sepa poco o nada sobre el mundo "Warcraft" estará absolutamente perdido a la hora de ver la película. La primera media hora es un desastre absoluto, innecesariamente enredado y confuso y, aunque luego mejora, jamás se convierte en una aventura fantástica particularmente memorable o única. El mundo de "Warcraft" se siente pequeño y limitado y da la impresión de que Jones trató de hacer demasiado en muy poco tiempo (el filme con las justas dura dos horas).

Jones estará bien. Este año estrena "Mute", una cinta de misterio y ciencia ficción que parece le permitirá regresar a sus raíces. El futuro de "Warcraft" en el cine, sin embargo, es mucho más incierto.

Una vez que se hizo evidente que Warcraft no lograría conectar ni con la crítica ni con el público, todas las miradas se tornaron a "Assassin's Creed", la siguiente adaptación de un videojuego popular.


Al igual que "Warcraft", la película tiene todos los ingredientes necesarios para convertirse en un éxito rotundo: un prometedor y talentoso director (Justin Kurzel, quien el 2015 estrenó su fascinante adaptación de "Macbeth"), un reparto de lujo (Michael Fassbender, Marion Cotillard, Jeremy Irons, Brendan Gleeson, Charlotte Rampling, Michael Kenneth Williams…), un estilo visual muy particular y una fuente de inspiración que, a pesar de ser inconsistente (muchos odian la narrativa contemporánea en los juegos), tiene lo necesario para ser adaptada en una película emocionante e intrigante.

"Assassin's Creed" recién se estrena en cines limeños este jueves, pero fue estrenada en los Estados Unidos el diciembre pasado. Y fue por eso, precisamente, que mis alarmas, por así decirlo, comenzaron a sonar. OK, el hecho de que se haya estrenado poco después de "Rogue One" en Estados Unidos podría representar una gran confianza por parte del estudio, puede ser, pero el que no haya tenido un estreno mundial sí es razón para preocuparse.


La principal razón por la que los estudios han estado insistiendo cada vez más con los estrenos mundiales (e incluso con estrenar algunos blockbusters PRIMERO en latinoamérica) es simple y predecible: la piratería. Si una película se estrena al mismo tiempo en más de un país, es mucho más difícil que la gente pueda ver copias piratas antes de las proyecciones oficiales, mientras que el filme se estrena en cines semanas después que en los Estados Unidos, es muy probable que varias personas ya la hayan visto en sus computadoras, haciendo que la venta de tickets de cine baje. Esto es más común en Latinoamérica, en donde mucha gente simplemente no puede pagar entradas de cine todas las semanas y, por lo tanto, recurre en formas de visionado mucho más económicas cuando lo creen necesario.

En pocas palabras, el que Assassin's Creed se estrene recién esta semana acá dice mucho sobre la poca fe que le tiene el estudio (en este caso, 20th Century Fox) a la película, y especialmente a su potencial éxito en el mercado Latinoamericano. Lo cual es curioso, si uno considera la fuerte presencia que tienen Sony y PlayStation en nuestro país (considerablemente más notoria que la de Nintendo y ni qué decir de Microsoft y su casi inexistente Xbox One). Lo cual me deja con una sola razón: no creen en el filme.

Mi segunda alarma sonó cuando Fox comenzó a soltar clips de la película en YouTube, semanas antes de su estreno norteamericano:


Esta escena no deja muy bien parada a la película, por ser amables. La cinematografía no está del todo mal —¿aunque realmente es necesario ese tinte amarillento?— pero la manera en que la acción está coreografeada y editada deja mucho qué desear. Puede que Kurzel haya usado varios dobles de acción y peleas reales en vez de imágenes por computadora, pero considerando que la secuencia está editada con demasiados cortes y cambios de tiro de cámara, poco importante. Esta persecución, al menos fuera del contexto de la película, resulta más confusa y fatigosa que emocionante. Esto es preocupante.

Pero es injusto juzgar a una película entera por solo una escena subida a YouTube. Después de todo, como muchos comentadores manifiestan en ese video, puede que muchos momentos de la escena hayan sido cortados o reducidos para no malograr las mayores sorpresas del filme. Ha ocurrido en el pasado con otras producciones, así que, ¿por qué no con "Assassin's Creed"?

Desafortunadamente, una vez que la película se estrenó en cines estadounidenses, las noticias no fueran buenas. De hecho, compartí en mi blog personal una foto de su bajísimo porcentaje de aceptación en Rotten Tomatoes mientras salían las primeras críticas, decepcionado y bastante preocupado. Y aunque algunos podrían haber dicho que ese solo era el comienzo, que la cuestión podía mejor… no. No mejoró.

A pesar de tener a un director con tanto potencial, a un reparto excelente (Fassbender también produce, ojo) y una fuente de inspiración muy popular, el filme fue destruido por la crítica. Fue llamado confuso, idiota, sin sentido, aburrido y hasta feo. Y el público en general no tuvo interés alguno en ver la cinta, no cuando "Rogue One" seguía en cartelera. Hasta el momento, "Assassin's Creed" solo ha logrado recaudar US$87.3 millones alrededor del mundo, versus su presupuesto de US$125 millones, sin contar gastos de publicidad. ¡Ouch! (Aunque es cierto que le falta estrenar en varios mercados medianos y pequeños, incluido el nuestro).

Entonces, se preguntarán ustedes, ¿por qué le sigo teniendo fe a "Assassin's Creed"? Pues porque, al menos en el mediano plazo, es nuestra única opción. Porque, teniendo en cuenta lo excelente que es "Macbeth", le tendré fe a Justin Kurzel hasta que "Assassin's Creed" me pruebe lo contrario y porque no sería la primera vez en mi corta carrera como crítico y comunicador que disfruto de una película que fue destruida por la crítica y el público en general (estoy hablando de ti, "John Carter". ¡Más gente debió verte!)


Además, ya he visto varios comentarios en Internet de fanáticos de los juegos, cinéfilos y espectadores comunes y corrientes, en los que admiten haber disfrutado de la película. Muchas de estas personas consideran a "Assassin's Creed" como la mejor adaptación de un videojuego hasta ahora, una entretenida y bien actuada versión de lo que hemos podido disfrutar en los juegos de Ubisoft. Quién sabe, puede que la cinta se redima con el tiempo u obtenga un status de filme de culto, como ha ocurrido con muchas producciones en el pasado, fracasos en el cine que eventualmente se volvieron en pedazos muy amados de cultura popular.

Sin embargo, por el momento no podemos hacer más que esperar. Esperar a que la película se estrene, para que podamos verla y dar nuestras propias opiniones. Quién sabe, ¡puede que nos sorprenda!

Después de todo, a mi me gustó "Príncipe de Persia: Las Arenas del Tiempo", con todo y Jake Gyllenhaal embetunado. Qué, ¿no lo mencioné al principio?