La actriz que interpretó a la Princesa Leia -posteriormente convertida en la General Organa- murió a causa de un infarto el 23 de diciembre.

Según el portal Insurance Insider, Disney cobrará US$ 50 millones debido a que Carrie Fisher no logrará cumplir el contrato por tres películas que tenía. Fisher interpretó a la querida Princesa Leia en las primeras películas estrenadas de la conocida saga de Star Wars. Se convirtió en la General Organa para el episodio VII, regresando al cine como líder de los rebeldes. 

Se ha informado que la actriz concluyó sus escenas para el episodio VIII, antes de sufrir un inesperado ataque cardíaco en un vuelo de Londres a Los Ángeles.