Elige que categorias deseas ver
Por muy molestas que sean, el tenerlas significa algo bueno para tu salud. Por el contrario, si no las tienes, puede que algo malo esté pasando ahí abajo.

La mayoría de hombres estará de acuerdo con que levantarse de la cama no es un trámite que pueda realizarse rápidamente, especialmente si tienes que ir de frente a estar con un grupo de gente.

Esta dificultad para la exposición pública luego de salir de la cama es ocasionada por un solo problema: las erecciones matutinas. Y bueno, nadie quiere ir a la mesa a tomar desayuno con la familia teniendo una.

Ahora, todos sabemos que pasan. Sin embargo, ¿sabes por qué? Ojo, no necesariamente es porque soñaste con tres modelos esa noche, sino que tiene una explicación fisiológica detrás.

Según explicaron en "The Doctors" (el equivalente americano a "Dr TV", pero con más médicos en el set), durante la noche, en la fase del sueño MOR (movimientos oculares rápidos, también conocido como REM por sus siglas en inglés), un hombre regular tendrá entre tres y cinco erecciones de las cuales ni siquiera está enterado.

Incluso, a veces, cuando uno despierta en la mañana, está saliendo del último sueño MOR. Como podrás entender, esa "carpa" que has armado es la última erección que tuviste esa noche.

Por supuesto, también hay otra razón por las que son tan comunes. Durante la mañana, la testosterona está en el pico de su nivel, así que, naturalmente, estás más excitado sexualmente.

Ahora, por muy molestas que puedan parecer las erecciones nocturnas y matutinas, son consideradas indicadores de lo que se conoce como disfunción eréctil.

Si tienes una disfunción eréctil durante el sexo, pero igual tienes una en las mañanas, puede tratarse de un problema psicológico. Por el contrario, si no se tiene ninguna en ambos casos puede ser un problema físico.