Elige que categorias deseas ver
Usualmente pasa cuando te sientes triste o nervioso, pero, ¿sabes por qué?

¿Nunca te ha pasado que, en aquellos momentos en los que te empiezas a sentir muy triste o nervioso, las palabras no salen de tu boca? Tranquilo, a todos les pasa.

Eso que llamamos "un nudo en la garganta", que puede suceder, por ejemplo, cuando te dan ganas de llorar, tiene su explicación en el sistema nervioso, aunque el verdadero culpable es la glotis.

En los momentos de mayor estrés, el ritmo cardíaco, la presión sanguínea y la velocidad de la respiración aumentan. Estos síntomas afectan a la glotis, músculo que afecta la apertura de la garganta.

Según explicó Ad Vingerhoets, psicólogo clínico de la Universidad de Tilburg, hay dos razones por las que la glotis efectivamente bloquea tu garganta y no te permite hablar.

En primer lugar, está la expansión de la glotis. Esto ocurre cuando intentamos tragar durante el llanto, lo que ejerce una presión en los músculos y hace que sientas un nudo en la garganta.

Luego, la segunda explicación señala que en aquellos momentos en que uno quiere evitar llorar, la respiración para. Así, hay dos fuerzas que quieren oprimir y expandir la glotis, ocasionando el nudo.