Elige que categorias deseas ver
Mejor relájate un poco.

Todos tenemos la idea general de que el estrés es malo para nuestra salud. Sin embargo, ¿sabemos realmente qué es lo que hace en nuestro cuerpo?

La mayoría de investigaciones se han concentrado en los efectos del estrés crónico, también conocido como estrés sostenido. Este tiene consecuencias cognitivas negativas, como por ejemplo el trastorno de estrés postraumático.

No obstante, nuevos estudios han revelado que otros tipos de estrés, como el estrés agudo, tiene consecuencias muy perjudiciales en el cerebro, ya que daña su estructura y altera el funcionamiento de regiones clave.

Para el estudio se sometió a un grupo de ratones a un episodio de estrés de 40 minutos. Esto hizo que se liberara una hormona llamada corticosterona que, al mismo tiempo, causó que se incrementaran los niveles de glutamato.

El glutamato es un neurotransmisor que se encuentra en la corteza prefrontal. Al ser una molécula excitadora, ocasionó que las neuronas de la corteza prefrontal se dispararan rápidamente.

Así, luego de que los niveles de glutamato regresaran a la normalidad, un gran número de neuronas ya había sido dañado. Las dendritas de estas, al tener los receptores de glutamato, sufrieron atrofias o muerte celular.

El daño fue visible durante las siguientes dos semanas, lo cual significa que incluso episodios cortos de estrés agudo pueden causar daños duraderos en nuestro cerebro.

Esto es crucial debido a que la corteza prefrontal es muy importante en la cognición superior y en nuestra habilidad para pensar lógica y racionalmente.