Elige que categorias deseas ver
No solo el cigarro subirá de precio.

Lo más probable es que la noticia más mediática entre las nuevas medidas impuestas por el Ministerio de Economía y Finanzas sea la del impuesto que elevaría el precio de los cigarrillos hasta a S/ 12. No obstante, junto a esta medida -en un gesto casi desapercibido- el Gobierno también empezará a gravar con un importante impuesto al carbón para uso energético.


En una medida inédita, de acuerdo al paquete de reformas arancelarias que implica la aprobación del Decreto Supremo N° 111-2016-EF, el carbón mineral (antracita) para fines energéticos empezará a pagar un ISC de S/ 51.72 por tonelada.


Así, en la edición de El Peruano publicado el día 5 de mayo, se señala la inclusión "en el Nuevo Apéndice III del TUO de la Ley del Impuesto General a las Ventas e Impuesto Selectivo al Consumo, aprobado por Decreto Supremo Nº 055-99- EF y normas modificatorias", los bienes referidos a la antracita para usos energéticos. 


Además de ella, la hulla bituminosa para uso energético y las demás hullas empezarán a pagar un Impuesto Selectivo al Consumo de S/ 55.19. 


¿Cuál fue la justificación del importante gravamen?


Según fuentes oficiales estatales, la razón detrás de la medida residiría en la reducción de las externalidades negativas producidas por el uso del carbón mineral. 


“En el caso de los carbones minerales, la aplicación del ISC es una medida que se tenía prevista desde hace varios años, y que se fue postergando, permitiendo que las empresas que los utilizan como insumo pudieran adaptar sus procesos a nuevas tecnologías que reemplacen el uso de estos combustibles", indicó el Ministerio de Economía y Finanzas a través de su página web


"Las modificaciones en el ISC constituyen una señal clara hacia la correcta afectación a los combustibles más contaminantes, lo cual no se evidenciaba en el caso de los residuales y de los carbones minerales, estos últimos que hasta ahora no estaban gravados", agregó el MEF.


Nuevos estándares de nocividad


"En el caso del ISC a los combustibles más contaminantes, el nuevo monto fijo considera los Índices de Nocividad de Combustibles publicados por el Ministerio del Ambiente, siendo esta una medida que constituye un paso necesario para establecer gradualmente montos fijos del ISC que reflejen correctamente la nocividad ocasionada por las emisiones de estos combustibles", también señaló la cartera ministerial. 


Hasta antes de la medida, los Índices de Nocividad de Combustibles que se utilizaban habían sido establecidos en el 2011 y el 2012.