Una conversación con Katie James
Katie James
FUENTE: Facebook

2015-09-10 17:00:00

Nicole
Copello
 

Diario Altavoz conversó con Katie James, cantautora anglo irlandesa que nos contó su historia.


En la redacción de Altavoz nos enteramos de Katie James hace unas semanas, cuando apareció en el programa televisivo “Sonidos del Mundo”. Su canción “Me voy pal monte” nos sorprendió a todos, y al saber que se encontraba en Lima nos pareció necesario contactarla. Queríamos conocer no sólo su música sino su historia: es hija de padre irlandés y de madre inglesa, vivió en Colombia y ahora se encuentra viajando por Sudamérica. La entrevistamos y nos tocó un par de lindas canciones.

Katie James llega sonriente a la oficina de Altavoz. Con guitarra en mano, entra al cuarto donde se realizará la entrevista. Empieza contándome acerca de su infancia, una bastante particular. Hija de padres británicos, Katie vivió tan solo dos años en Inglaterra, debido a que su madre quería alejarse de todo tipo de civilización moderna y establecerse en el campo, donde sus hijas puedan crecer tranquilas y ella pueda seguir un estilo alternativo de vida sin interferencia del Estado. ¿El destino elegido? Colombia.

Llegaron a una finca en Tolima, muy alejado de las grandes ciudades. Esta no tenía luz eléctrica, así que en lugar de crecer viendo televisión, Katie y sus hermanas jugaban explorando los bosques y creando cosas; creando arte. Fue allí donde su devoción por la música inició, de modo que sus tardes consistían en sesiones de música. A los nueve años empezó a tocar violín con su mamá, y escribió su primera canción a los 13 años. De ahí nunca se detuvo.

Como fue criada sin educación formal, por muchos años mantuvo una actitud rebelde de querer ser autodidacta, hasta que algo cambió en ella y decidió ir a la universidad en Bogotá, donde estudió música por cinco años. Estudió de todo, sin embargo, fue cuando escribió su primera canción que se dio cuenta que lo suyo era el canto. Además, le gusta tocar la guitarra, porque acompaña bien a su música y, de paso, no depende de nadie para sus presentaciones.

Al escuchar su música, es fácil darse cuenta de la versatilidad presente en sus canciones.  “Lo que yo quiero es no definir un formato”, nos cuenta la cantante. Ella puede tocar sola o con toda una orquesta. “Yo no creo mucho en eso de eligir un estilo que pegue o que venda y quedarse con eso toda la vida, supongo que eso puede ser más efectivo a nivel comercial pero no a nivel personal. Uno va cambiando en la vida, con eso también los intereses con la música y lo que uno quiere decir con ella”.

La música de Katie tiene distintos matices, y con ello influencias variadas. Durante su niñez, entre lo que más escuchaba estaba la música folk, country, irlandesa y blues. Paralelamente, escuchaba música andina colombiana, algo que también se evidencia en la esencia de su EP, junto con rasgos de funk y ritmos de blues. “Me voy pal monte”, su canción actualmente más conocida, es parte del proyecto que está haciendo con su novio Jorge Zárate; mucho más tranquilo y acústico.

Katie se encuentra ahorita en un viaje por Sudamérica con Jorge, quien toca el tiple. Estuvieron tres meses en Ecuador y después de Perú –donde se quedan hasta setiembre– planean ir a Argentina, “sin itinerario, abiertos a lo que pueda ir pasando”, dice. Menciona que se han quedado en Lima más de lo planeado y que “no tienen prisa de irse”, ya que han estado tocando dos o tres presentaciones semanales. “Nos han recibido muy bien acá, y hay tanto que conocer; queremos expandir los horizontes”.

Cuando le preguntamos por su fuente de inspiración es que nos dimos cuenta de lo personal que era la experiencia de crear música para Katie. Más que un proceso creativo, es terapéutico y hasta catártico para ella. “Siempre tiene que ser algo real para mí”, dice. “Escribo canciones con temas relacionados a la naturaleza y temas de amor y desamor; cosas que yo vivo. Estoy caminando por ahí y siento como si llegara a mí, y la melodía llega junto al sentimiento”, refiriéndose al proceso de composición.

Katie compone sus canciones ella sola. Nunca ha colaborado con alguien –a pesar de lo mucho que se lo propongan–, simplemente no se siente cómoda, se “bloquea”, ya que componer es una experiencia demasiado personal para ella. “Por más que yo pueda irme a alguna ciudad, o que me modernice de cierta manera, yo nunca me desconecto de lo que fue mi infancia y de lo que es vivir en el campo”. Aún así, Katie hace arreglos musicales y toca con Jorge, con quien además tiene planes de grabar un disco en Argentina.

Conoce más de la música de Katie en:
YouTube
Facebook
Soundcloud


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS