Elige que categorias deseas ver
Justo cuando Cosby parecía estarse librando de todas sus acusaciones, aparece un audio más que comprometedor.

Cuando un hombre recibe una acusación por violación, es inmediatmente convertido en una paria social, tal vez injustamente, debido  que podría ser inocente. Sin embargo, cuando tienes a aproximadamente 40 mujeres acusándote por violación, tal vez esté un poco más justificado.

Esto es lo que ha pasado con Bill Cosby, un actor de comedia y autor de libros y música con una trayectoria de más de 50 años y una lista de premios que llenaría de envidia hasta al más puro de corazón. Aunque probablemente no lo saques por sus participaciones en pantallas, tal vez sí te suene por estos memes:

 

 

Ahora, lamentablemente, su presente no es tan gracioso como estas imágenes. Bill se encuentra enfrentando actualmente una larga lista de acusaciones de violaciones a mujeres que datan desde décadas atrás y que involucran, además, haberlas sedado con drogas.

Las denuncias

Bill Cosby, desde el 2000, ha enfrentado aproximadamente a 40 mujeres que lo han acusado de violación, siendo los casos más importantes los de Lachele Covington, Andrea Constand y Tamara Lucier Green en el 2000, 2004 y 2005 respectivamente.

La de Andrea Constand, quizás la más sonada de la larga lista de mujeres que han presentado demandas, y que contaba con 13 mujeres como testigo, fue resuelta fuera de las salas en noviembre del 2006 por un monto que permaneció oculto. Luego entenderás por qué es tan importante este caso en particular.

A estos nombres se les unen, aparte de los de las mujeres no muy conocidas, los de: Beth Ferrier, testigo en el caso Constand; Joan Tarshis, periodista; la modelo Janice Dickinson; la actriz Louisa Moritz; Carla Ferrigno; la enfermera de Florida, Therese Serignese; la presentadora de TV Charlotte Laws; y las Playmates Victoria Valentino y Sarita Butterfield.

¿Por qué tanto revuelo recientemente?

En diciembre del 2014,  Judy Huth denuncio a Cosby por haberla drogado y violado en la mansión de Playboy en 1974, cuando tenía sólo 15 años. En este mes, la modelo Beverly Johnson se sumó escribiendo un artículo para Vanity Fair en el que señalaba que Cosby la había drogado, pero no violado.

En enero del 2015, Cindra Jackson denunció a Cosby alegando drogas y violación en 1969. Finalmente, Lili Bernard también lo acuso de haberla drogado y violado en 1992, agrupando así 4 denuncias casi iguales en menos de seis meses.

Sin embargo, hasta el momento, los jueces habían señalado que no se habían obtenido las pruebas suficientes para condenar a Cosby, por lo que, la mayoría de veces, se había resuelto abandonar los casos. Hasta ahora.

Los Cosbyleaks

¿Recuerdas que te dijimos que el caso de Andrea Constand era importante? Ahora es que juega su papel, y es que, en este mes, la agencia de noticias estadounidense Associated Press se hizo con los audios del juicio de Cosby y Constand en el 2005.

En estos audios, Cosby afirma haber conseguido Metacualona (bajo el nombre comercial de Quaaludes), un sedante cuyos efectos son similares a los de un barbitúrico -que actúa como un depresivo general del sistema nervioso central-, para dársela a las mujeres con las que quería tener sexo.

El resto del testimonio involucra una vasta cantidad de encuentros sexuales casuales que Cosby tuvo con varias mujeres y en los cuales utilizó este sedante. La defensa de Cosby señaló que estas mujeres sabían que estaban tomando los Quaaludes.

Las secuelas

Cosby presentó documentos legales en contra de Constand por violar el acuerdo de confidencialidad al que habían llegado en el juicio del 2005. En dichos papeles, afirma que en todo el testimonio nunca señala haber tenido encuentros sexuales que no fueran consensuados. 

El documento dice: "Leyendo lo que señalan los medios, uno concluiría que el defendido ha admitido haber violado, pero no ha admitido más que haber sido una de las personas que introdujo los Quaaludes en su vida sexual durante los 70".

Ahora, incluso los defensores de Cosby le voltean la cara. La actriz y presentadora de TV, Whoopi Goldberg, quien estaba segura de que era inocente, sugirió que podría ser culpable. Por otro lado, Joseph C. Phillips, un participante regular en "Cosby Show", señaló: "Por supuesto que Bill Cosby es cupable".